jueves, 1 de julio de 2010

PR-TF-86 - ARICO-EL CONTADOR

PR-TF-86 y PR-TF-86.1
VILLA DE ARICO – EL CONTADOR – VILLA DE ARICO



FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: Arico.
COMO LLEGAR: A la Villa de Arico se accede desde la autopista TF-1 por la carretera TF-627 en el cruce de Poris de Abona o también por la TF-629 en el cruce de Los Abades.
COMIENZO: Plaza del Ayuntamiento en la Villa de Arico donde está la Iglesia de San Juan Bautista.
FINAL : En el mismo lugar.
DIFICULTAD: Media.
DURACIÓN: 6 horas.
LONGITUD: 16 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En la Villa de Arico; en el parque recreativo de El Contador.
LUGARES DE INTERÉS: Villa de Arico; Zona de escalada en Ortíz; Desvío hacia la Galería Río Contador; Zona recreativa de El Contador.
VENTAJAS: Sendero señalizado como PR-TF-86 con la alternativa PR-TF-86.1 que discurre por el cauce de un barranco en Ortiz. En El Contador podemos conexionar con el PR-TF-86.2 que pasa por el Lomo de Tamadaya y termina en Arico el Nuevo.
INCONVENIENTES: Recorrido de mas de un kilómetro por asfalto partiendo del casco urbano de Arico; La zona de escalada de Ortíz está siempre muy concurrida.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

CARTOGRAFÍA



DESCRIPCIÓN

El punto de partida lo tomamos en la Plaza de los Condes de Santa María de Abona, donde está la Iglesia de San Juan Bautista y el centro neurálgico de la Villa de Arico; por la Calle Benítez de Lugo ascendemos, siguiendo la señalización del PR, entre algunas casas de arquitectura tradicional canaria bien conservadas. Ignoramos un cruce de calles donde hay una antigua fuente y seguiremos de frente, siempre en continuo ascenso, pasaremos junto a un calvario donde en su parte trasera hay otra antigua fuente en desuso.


Iglesia de San Juan Bautista.

Calvario en la calle Benítez de Lugo (i).


Unos metros mas adelante hay un cruce de calles; a la izquierda discurre el Camino de la Cisnera y de frente sigue asfaltado el camino con dirección a El Contador; en poco tiempo encontraremos la señalización que nos hace desviar a la derecha por un sendero estrecho que circula entre huertas de cultivo, mas adelante cruzaremos una antigua pista agrícola y luego iremos descendiendo suavemente por una loma hasta encontrarnos con el camino que baja hacia el Barranco de los Charcos, dicho camino desciende zigzagueante y mantiene su pavimento de piedra, está delimitado por un muro de rocas y por el entorno crecen Tabaibas Amargas (Euphorbia lamarckii), Cornicales (Periploca laevigata), Jaguarzos (Cistus monspeliensis) y Palomeras (Pericallis lanata).


Camino empedrado cruzando el Barranco de los Charcos.



Subiendo por el Lomo de los Murriones.


Ya en el cauce tomaremos el mismo camino que sube por la vertiente contraria y que va ascendiendo paulatinamente por el Lomo de los Morriones; dicho sendero discurre zigzagueante con firme pedregoso, donde podremos observar muy localmente restos de empedrado; el Matorisco (Lavandula canariensis) y los Juagarzos (Cistus monspeliensis) son muy abundantes en los bordes del recorrido. Llegaremos a un punto donde crecen algunos pinos aislados, las vistas panorámicas del Lomo de Arico y del Barranco de los Charcos con el camino recorrido, empiezan a hacerse notar; un buen trecho después y junto al camino se eleva una torre de alta tensión y mas adelante encontraremos una atarjea que desciende en línea recta al lado de una casa en estado ruinoso, es la Casa de los Murriones; por los alrededores crecen multitud de Inciensos (Artemisia thuscula), Matoriscos (Lavandula canariensis) y Taginastes (Echium virescens) mientras el sendero sigue ascendiendo en línea recta y delimitado por una hilera de piedras a los lados, siempre bordeando el barranco y con vistas inmejorables de las cumbres de Arico.


El sendero esta perfectamente marcado.


Casa de Los Murriones (d).


Después de subir varios escalones para salvar un cambio de nivel, llanearemos bajo numerosos Pinos Canarios (Pinus canariensis) y luego encontrarnos una pila de lavar antigua de piedra que está situada bajo un enorme Castaño. Los Amagantes (Cistus symphytifolius), los Jaguarzos (Cistus monspeliensis) y las Tabaibas (Euphorbia lamarckii) acompañan el camino que por un momento desciende, hasta llegar a una pista de tierra donde encontraremos un poste con varias señales del PR; tomaremos a la izquierda por la variante PR-TF-86.1 que pasa por la zona de escalada de Ortiz e ignoramos el PR-TF-86 que lo utilizaremos para el regreso.


Acceso al Barranco en Ortiz.


Después de cruzar un puente sobre el barranco, nos desviamos a la derecha para bajar hacia su cauce por unas escaleras de piedra; ya en el fondo seguiremos la marcha en suave ascenso entre paredes rocosas de propiedades magníficas para la práctica de la escalada, de ahí que este lugar y con él este tramo del recorrido, está siempre muy concurrido por escaladores. El ecosistema dentro del barranco consta de numerosas especies vegetales como Escobones (Chamaecytisus proliferus), grandes ejemplares de Tabaibas (Euphorbia lamarckii), Vinagreras (Rumex lunaria), así como, creciendo entre las rocas mas húmedas, la Palomera (Pericallis lanata), Cruzadillas (Hypericum reflexum) y Taginastes (Echium virescens).


Zona de escalada en el cauce del barranco en Ortiz.

Las paredes del barranco son ideales para escalar (d).


Seguiremos por firme irregular, salvando grandes caos de rocas desprendidas; en un momento determinado cruzaremos bajo un puente de cemento que transporta un canal, para luego por firme mas pedregoso, entre Inciensos (Artemisia thuscula) y Cañahejas (Ferula linkii), llegar a un tramo donde las grandes rocas son las protagonistas, ya que tendremos que abrirnos paso entre ellas, eso si, siguiendo siempre las señales existentes del PR; entre ellas crecen ejemplares muy ramificados de Taginastes (Echium virescens), también Tederas (Bituminaria bituminosa) y Jaguarzos (Cistus monspeliensis), e incluso varias Higueras (Ficus carica) en algunas terrazas hechas por el hombre.

Desvío de salida del barranco.


Llega un momento, junto a un poste con una señal, que el sendero se desvía hacia la derecha para salir del barranco, donde hay una roca de grandes dimensiones, el camino asciende zigzagueante entre grandes Escobones (Chamaecytisus proliferus) bajo la pared de roca de la vertiente del barranco y entre Jaguarzos (Cistus monspeliensis), alguna Tabaiba (Euphorbia lamarckii) y varios Pinos Canarios (Pinus canariensis), hasta llegar a una loma donde el sendero se aleja del borde del barranco y asciende suavemente hasta encontrarnos con un canal de agua, que a partir de este punto nos acompañará en línea recta y fuerte ascenso de nuevo, por el borde del barranco y desde donde podremos observar en su cauce una edificación perteneciente a la Galería de las Ranas.

Bejeque Puntero junto al canal de agua (d).

Sendero junto al canal de agua.
En este punto se termina el PR-TF-86.1 (d).


Mas adelante y entre preciosos Bejeques Punteros (Aeonium urbicum) llegaremos a un cruce de caminos; en este momento abandonaremos el PR-TF-86.1 que a partir de aquí desciende hacia Ortiz y retomaremos el PR-TF-86 en sentido ascendente por el Lomo Pino de la Linde, donde un gran Pino Canario (Pinus canariensis) nos invita a descansar en su sombra. El sendero discurre ahora por firme de tierra y formando grandes tramos en zigzag con vistas a salvar el desnivel existente, hasta llegar a un tramo recto y en suave descenso que comienza a cruzar el Barranco de los Andenitos; salvado éste, el camino vuelve a tomar fuerte desnivel con firme rocoso, donde podremos observar algunos restos del empedrado original; al lado discurre un canal de agua que proviene de la Galería del Contador, situada en el cauce del propio barranco. Un poco mas adelante encontraremos un cruce de caminos, tomaremos a la derecha desviándonos del recorrido principal, para adentrarnos por el sendero que recorre una de las vertientes del Barranco Madre del Agua que asciende suavemente bajo una gran pared rocosa, entre Jaguarzos (Cistus monspeliensis) y Verodes (Aeonium arboreum); en unos minutos estaremos en un llano donde hay unas cuevas excavadas en el risco cerradas con puertas de madera que albergan en su interior los diferentes utensilios pertenecientes a la Galería Río Contador, cuya bocamina se encuentra en el fondo de dicho barranco.


Panorámica del camino recorrido.


Luego el camino sigue, esta vez en fuerte ascenso y en ocasiones con firme empedrado por la misma ladera del barranco, pasando después junto a una gran pared de roca donde el sendero serpentea y nos deja un poco mas adelante en el camino principal que veníamos recorriendo. A partir de aquí un canal nos acompañara junto al camino, siempre en sentido ascendente, hasta una casa a medio construir donde tendremos a la vista a nuestra izquierda dos construcciones en ruinas bajo la Morra de Durán.


Palomera (i) y Amangante (d).


La senda se adentra, dejando la casa a nuestra derecha, en un pinar más frondoso y discurre entre bancales de cultivo abandonados, los cuales delimitan el recorrido con sus muros de piedra viva; en unos pocos minutos y entre algunos pinos de gran porte, llegaremos a la pista asfaltada de acceso al parque recreativo de El Contador, la cruzamos y encontramos de frente de nuevo el camino que discurre bajo el pinar, hasta que en un momento determinado veamos la señalización que nos da dos opciones; una es seguir durante dos kilómetros en fuerte ascenso hasta la Casa Forestal y la otra es la que elegiremos, que es desviarnos a la derecha y pasando junto a una antigua era, para llegar al parque recreativo en unos escasos doscientos metros.


Carretera de acceso a El Contador.


En el parque recreativo podemos abastecernos de agua y tomarnos un buen descanso rodeado de un amplio espacio natural con mesas de madera, braseros e incluso servicios. Luego haremos el recorrido de vuelta, esta vez en continuo descenso y desandando el camino realizado hasta aquí, hasta llegar al cruce de caminos donde dejamos el PR-TF-86.1 y seguimos con el PR-TF-86 hasta el destino anterior.


Descenso por el PR-TF-86 hacia Arico.


Esta vez seguiremos la señalización del 86.1 en sentido descendente por la vertiente de un barranquillo, el cual salvaremos ascendiendo por el repecho contrario para salir a un ancho camino que llanea perfectamente delimitado por un murete de piedras, donde crecen Inciensos (Artemisia thuscula), Malpicas (Carlina salicifolia), Tabaibas Amargas (Euphorbia lamarckii) y pinos aislados en el centro del sendero.



PR-TF-86


La senda va descendiendo suavemente en línea recta y convirtiéndose en un agradable paseo con vistas panorámicas, hacia la derecha, del paisaje costero del sur de la isla y mas cercano, el lomo que alberga el recorrido de la pista de El Contador, así como del Lomo de los Gatos y Lomo de la Florida; a nuestras espaldas divisaremos las cumbres de Arico con el Peñón del Contador y las cimas del circo sur de Las Cañadas como Montaña Pasajirón (2529 m.) y otras. Al llegar a un punto culminante de la loma por la que bajamos, el camino se desvía un poco a la derecha para descender mas bruscamente en zigzag y con firme irregular, hasta llegar a un canal que cruza dicha loma perpendicularmente y que se aleja hacia el Lomo de Tamadaya; luego una tubería de agua nos acompaña junto al camino de descenso, que está marcado por una fila de piedras y que mas adelante termina, descendiendo muy bruscamente, donde crece un aislado pinar, en la pista de acceso a la zona de escalada de Ortiz, donde comenzamos el sendero alternativo PR-TF-86.1.



Llegando de nuevo a la Casa de Los Murriones a la vuelta.


En este momento comenzaremos a regresar por el PR-TF-86 hacia la Villa de Arico, por el mismo camino que recorrimos en sentido ascendente para llegar a este mismo punto, por lo tanto terminaremos después de 3,7 kilómetros en la Plaza de los Condes de Santa María de Abona en el casco urbano del municipio.



© Fotos y texto de Francisco Fariña
francisco_farina@yahoo.es
www.andarines.com


No hay comentarios: