lunes, 20 de abril de 2009

MALPAÍS DE GÜIMAR

MALPAÍS DE GÜIMAR


FICHA TÉCNICA

TÉRMINO MUNICIPAL: Güimar.
COMO LLEGAR: Desde la autopista TF-1 coger el desvío hacia El Puertito por la carretera TF-61, una vez allí dirigirse a la plaza principal.
COMIENZO: Final de la calle Edelmira Pérez Campos.
FINAL: Mismo lugar.
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: 3 horas.
LONGITUD: 6,5 Km.
LUGARES DE INTERÉS: Zona turística de El Puertito; Las Salinas; Punta de la Cruz; Montaña Grande; Morras del Corcho; Cardonal-Tabaibal.
VENTAJAS: Sendero señalizado en un paraje protegido.
INCONVENIENTES: En verano pueden haber temperaturas muy elevadas.
TIPO DE RUTA: Senderismo.



DESCRIPCIÓN

En plena costa suroeste de Tenerife se encuentra el El Malpaís de Güímar, perteneciente a la ciudad de Güímar de unos 15 mil habitantes, situada en el sureste de la Isla y limitando con Arafo. Es una localidad eminentemente agrícola y de mucha riqueza hidrológica debido a la cantidad de galerías de agua que se encuentran dentro de sus límites. Fue, y sigue siendo, una ciudad muy importante, ya que incluía uno de los grandes Menceyatos (demarcaciones territoriales) de Tenerife, siendo uno de los más importantes a la hora de la conquista de las Islas por el Adelantado ya que es sus costas (las costas de Chimisay) apareció la Virgen de Candelaria y los Guanches tenían reminiscencias cristianas por ese hecho. Hay varios edificios históricos y de mucha importancia en la ciudad, como lo son el Convento de Dominicos construido a partir del año 1649, que albergó también la primera escuela pública del municipio y que desde el año 1838 hasta la actualidad, se encuentra el Ayuntamiento. Anexa al Convento está la Iglesia de Santo Domingo, del siglo XVII que fue construida para acoger a la imagen de la Virgen de Candelaria. La Iglesia de San Pedro Apóstol construida en 1621, de tres naves y donde está la imagen de la Virgen del Socorro fechada en 1630. Cabe destacar también la Cueva de Chinguaro, lugar de residencia del Mencey Acaymo, recientemente restaurada. Es interesante la visita al Barrio de San Juan por tener una ermita de 1534 que alberga el único Cristo Negro de la isla, e incluso de Canarias.


Plaza de El Puertito y panel informativo al comienzo de la ruta.


Desde la zona turística de El Puertito parte el camino hacia el El Malpaís de Güímar, al final de la calle Edelmira Pérez Campos comienza una corta pista de tierra que se va estrechando gradualmente hasta llegar a las últimas casas–cueva que allí se asientan, estamos en la Punta de Los Canarios y en unos minutos llegaremos a un gran mojón a la derecha del sendero pintado de blanco, inmediatamente después hay una pequeña playa de arena negra llamada Playa de La Arenita; al otro lado del sendero y entre el mar de lava sobresale un gran llano de arena, llama la atención unos muros hechos de piedra volcánica a modo de refugio para acampar. Un poco mas adelante, en una pequeña entrada del mar, hay una población bastante abundante de la lechuga de mar (Astydamia latifolia), a la izquierda del camino se pueden ver pequeños jameos, que son oquedades de los numerosos tubos volcánicos que recorren el subsuelo de la zona y alguna entrada a minúsculas cuevas volcánicas.


Por el Sendero Litoral.

Siguiendo el camino pedregoso, se llega a la Punta del Pedrón, donde están Las Salinas, una arcaica construcción muy sencilla que antiguamente se usaba para obtener sal mediante la evaporación del agua de mar estancada en estos depósitos.
El sendero que estamos recorriendo se llama Sendero de la Mar y está dentro de la Reserva Natural Especial del Malpaís de Güimar, de 290 hectáreas, declarado así en el año 1987 y teniendo la protección de área de sensibilidad ecológica en toda su extensión. Es por ello que al caminar por este paraje hay que tener especial cuidado de no desviarnos en ningún caso del sendero delimitado para su visita. No se puede dejar de observar el punto culminante del espacio protegido, que es Montaña Grande, de 276 metros de altura, también llamada Montaña del Socorro dada la proximidad al Caserío del mismo nombre. Es un gran cono volcánico formado por la acumulación de piroclástos procedentes de su erupción y que ha dado lugar a un gran mar de lava (malpaís) que discurre hasta la costa por donde estamos caminando. En su cota máxima hay un cráter de unos 300 metros de diámetro y 50 de profundidad y en su base sur emergen dos pequeños conos llamados Morras del Corcho, desde donde hay unas vistas espectaculares del malpaís.


Vistas desde Montaña de la Mar.

Seguimos el recorrido por la costa, encontrándonos otra pequeña playa con algo curioso, son residuos de asfalto en forma de bolas del tamaño un poco más pequeño que el de una pelota de tenis, hay cientos y dan un aspecto curioso a la costa. El piche es aquí lo que en Galicia es el chapapote, residuos de petróleo que traen las corrientes marinas a las costas debido a la limpieza que hacen los barcos en alta mar, estas formas redondeadas se deben a la erosión del mar contra la costa. Un poco más adelante se encuentran unas rocas en plena orilla del mar en forma de puente natural, es curioso imaginar como la lava candente desembocó en el mar enfriándose y esculpiendo diferentes y curiosas formas. El camino ahora es en subida con firme terroso y de piedras sueltas, a la derecha hay una bifurcación que ignoraremos y que lleva a la base del acantilado de Punta de la Cruz, donde hay una especie de repisa en forma más o menos llana que sirve de recinto a los pescadores. El sendero está bordeado de tabaibas dulces (Euphorbia balsamifera) y algunos cardones (Euphorbia canariensis), éstos mas escasos a esta altitud; cuando se llega a la cima del acantilado, un corto camino termina en el mirador Montaña de la Mar desde donde hay unas panorámicas increíbles de casi la totalidad del paraje; hay un panel informativo y se puede observar a lo lejos el Barrio del Puertito, punto de partida de la ruta y en el extremo contrario el Caserío del Socorro, aldea histórica donde todos los años, el 7 de septiembre, la Virgen del Socorro parte de la Iglesia de San Pedro en Güimar y hace su recorrido por una senda histórica declarada en 1990 Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Canarias; el Camino del Socorro, el cual se conoce como la romería más antigua de toda Canarias y que rememora la aparición de la Virgen a los Guanches en las playas de Chimisay. Este camino ha sido amenazado varias veces por el progreso ya que el Polígono Industrial de Güimar lo ha cortado en un punto cercano a Montaña Grande, pero los habitantes de Güimar han peleado duramente por conservarlo y hasta hora lo han conseguido.



Sendero hacia Montaña Grande.

Seguidamente y después de salvar una pequeña cañada encontraremos una señal de madera que delimita el parque natural y otra indicando dos direcciones posibles, una y hacia la derecha que es el sendero que va hacia el caserío del Socorro y otra a la izquierda, que es el que tomaremos y, antes de llegar a Punta de los Altillos, va dirección a Montaña Grande; las tabaibas amargas (Euphorbia broussonetii) hacen su aparición junto con los cardoncillos (ceropegia fusca), éstos últimos destacados por sus formas curiosas; también es de destacar grandes ejemplares de cardones (Euphorbia canariensis), el sendero es pendiente y algo pedregoso pero enseguida se llega a una zona llana y con la senda bien definida y delimitada por una fila de piedras, mas adelante se vuelve algo arenoso, son arenas que vienen traídas por el viento de la costa de las playas del Socorro, mas adelante hay una valla de hierro que hay que cruzar y justo a su izquierda sube el camino, esta vez pedregoso y bordeado de Aulagas (Launaea Arborescens) y Magarzas (Argyranthemum gracile), a la derecha hay varios bancales de antiguos cultivos abandonados con atarjeas rotas y algún pequeño tanque para almacenar agua.



Recorriendo las faldas de las Morras del Corcho.


Unos minutos después se llega a otro cruce; a la derecha el camino rodeado de Balos (Plocama pendula) va bordeando las faldas de Montaña Grande y le da un rodeo completo, incluso hay una desviación para subir al cráter de ésta, aunque es desaconsejable por la erosión humana a la que se ve sometida. El recorrido lo haremos hacia la derecha, pasando por el Mirador de Las Morras del Corcho, desde donde se ve una panorámica espectacular de toda la costa y donde hay otro panel informativo que explica las características del lugar. El recorrido es a partir de aquí llano y de firme arenoso, pudiendo ser minimamente dificultoso el paso debido a la arena; vamos recorriendo las faldas de las Morras del Corcho entre Balos (Plocama pendula) y Aulagas (Launaea Arborescens), son dos conos volcánicos anexos a Montaña Grande de unas alturas de entre los 160 y 180 metros en cuyas laderas de color rojizo también crecen numerosos Balos (Plocama pendula). Mas adelante nos encontramos otra bifurcación; de frente seguiríamos la ruta que bordea toda la Montaña Grande, pasando por el Camino Histórico del Socorro; si hubiésemos decidido hacerla desde el cruce anterior, hubiésemos llegado a este punto, por lo tanto ignoraremos esta opción y tomaremos dirección izquierda y en un suave descenso entre multitud de gramíneas. El recorrido pasa por diferentes tipos de superficie, al principio el camino es arenoso y bordeado de Balos y Aulagas, luego pasaremos por un precioso Cardonal-Tabaibal (Euphorbia canariensis y Euphorbia broussonetii) por la zona llamada Samarines hasta que mas adelante y ya casi llegando al final, el sendero se vuelve muy pedregoso que a veces puede llegar a ser muy incómodo de transitar y por último se llega al mismo camino en la Punta de los Canarios que fue punto de partida del recorrido donde hay un panel informativo que explica las características del lugar.



Grandes ejemplares de Cardones camino hacia El Puertito de regreso.

Existen en los puntos de información turística de la ciudad de Güimar varios folletos que indican rutas a seguir en este paraje natural; una ruta geológica que explica la formación volcánica de Montaña Grande y Morras del Corcho, otra biológica que enseña el ecosistema del paraje, una histórica que recorre el antiguo Camino del Socorro por donde pasa la Romería mas antigua de Canarias, así como los lugares de aprovechamiento agrícola y demás recursos naturales como la fabricación de sal. Por último hay una ruta litoral que recorre toda la costa y comunica la zona turística de El Puertito con el Caserío del Socorro.



© Fotografías y texto de Francisco Fariña
francisco_farina@yahoo.es
http://www.andarines.com/

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola hice esta ruta el pasado sabado con mi familia y con una variante, subimos a la montaña del Socorro. Cuesta un poco pero la verdad merece la pena. Un saludo y gracias por compartir todas estas rutas.

Begoña Hernández dijo...

Begoña Henández Batista.

Enhorabuena Francisco por hacerme disfrutar con este recorrido maravilloso..Muy bien contado y con unas fotos increibles¡¡Que buenos recuerdos me traes hasta Lanzarote.

Fidel Rivera Gamazo dijo...

Te informo ke esta prohibido subir a esa montaňa, asi ke cuidado

Fidel Rivera Gamazo dijo...

Te informo ke esta prohibido subir a esa montaňa, asi ke cuidado