martes, 12 de enero de 2010

PARQUE RECREATIVO LAS CRECES – LAS HAYAS

PARQUE RECREATIVO DE LAS CRECES - LAS HAYAS - PARQUE RECREATIVO DE LAS CRECES
FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: Valle Gran rey (La Gomera).
COMO LLEGAR: Por la carretera TF-713 y después de pasar por el cruce de Las Hayas, hay una pista de tierra a la izquierda que lleva al Parque Recreativo de Las Creces.
COMIENZO: En el comienzo de la pista de tierra.
FINAL: Mismo lugar.
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: 2,30 horas.
LONGITUD: 4,5 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En el parque recreativo de Las Creces y en la plaza de Las Hayas.
LUGARES DE INTERÉS: Parque recreativo de Las Creces, Ermita y plaza de Las Hayas, Sendero autoguiado de Las Creces.
VENTAJAS: Ruta circular y marcada como número 5 del Parque Nacional de Garajonay; también recorre un pequeño tramo del GR-131.
INCONVENIENTES: Ninguno.
TIPO DE RUTA: Senderismo.


CARTOGRAFÍA


DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

En la carretera TF-713 que va dirección a Valle Gran Rey y después de pasar el cruce de Las Hayas, hay una pista de tierra a la izquierda que está señalizada como “Las Creces 0,7”, es la pista de acceso al parque recreativo de Las Creces.



Pista llegando al parque recreativo (i).
En el Parque Recreativo de Las Creces.
El camino comienza en la carretera y tomando dicha pista de tierra que llaneando discurre entre grandes árboles de laurisilva, hasta que en unos 700 metros recalamos en un espacio circular y despejado de vegetación que es el Parque Recreativo de las Creces, el cual tiene mesas de madera, papeleras y agua potable; este enclave era antiguamente una majada donde se reunía el ganado por la noche. El entorno está tapizado de Pata Gallo (Geranium canariensis) y parten desde éste centro neurálgico varios senderos; tendremos que seguir la pista por la que hemos llegado que está señalizada como “Las Hayas 2,6 Km.” la cual nos llevará por superficie llana y entre toda clase de vegetación característica de la laurisilva, desde los grande árboles como Laureles (Laurus azorica) y Fayas (Myrica faya), hasta vegetación de sotobosque como Helechos (Woodwardia radicans), Cerrajones (), etc.
Por la pista forestal.
En una media hora llegaremos a un cruce donde se adentra hacia la izquierda un estrecho sendero señalizado como “Las Hayas 0,7 Km.” por el GR-131 y hacia la derecha un poste indicativo con un número que pertenece al sendero autoguiado de Las Creces y que utilizaremos para el regreso después de visitar Las Hayas; la pista sigue su curso unos 2 kilómetros hasta la carretera TF-713.
Cruce hacia Las Hayas.
La primera opción es la que tomaremos para llegar a la pequeña Ermita de Las Hayas, es un sendero con acceso en suave ascenso que muy pronto llanea entre grandes Laureles (Laurus azorica) y Fayas (Myrica faya), convirtiéndolo en un bello camino entre laurisilva muy verde. Pronto encontraremos un gran cartel informativo de límite del Parque Nacional y a la derecha la vista de unas cuantas casitas entre un precioso Palmeral pertenecientes al Caserío de Las Hayas y la carretera que va hacia Arure. En cinco minutos estaremos en la plaza de Las Hayas donde se alza una pequeña Ermita junto a un área recreativa de reciente creación, donde podremos hacer una larga parada y esperar el regreso.

Caserío de Las Hayas.
Plaza de Las Hayas.
Desandando lo transitado hasta aquí, llegaremos a la bifurcación de la pista forestal donde está la señalización de Las Hayas y una vez allí el sendero sigue de frente ignorando la pista, por donde hay una señal numérica en un poste que pertenece al sendero autoguiado de Las Creces. Al principio hay numerosos Helechos (Woodwardia radicans) bajo unas enormes Fayas (Myrica faya) y no menos grandes Brezos (Erica arborea) que muestran sus enormes raíces en la superficie junto al sendero.
Sendero autoguiado de Las Creces.
Sigue el curso del camino en zigzag y llaneando bajo un precioso bosque y un verde manto vegetativo hasta que unos diez minutos después encontramos una bifurcación señalizada, seguimos a la derecha haciendo caso de la señal de “Las Creces 0,9 Km.” e ignoraremos la contraria que nos llevaría después de 2,6 Km. hasta el pueblo de Arure, como así reza otra señal.
Ahora caminaremos un tramo sobre una antigua pista forestal donde crecen Jaras (Cistus monspeliensis), Tomillo (Micromeria lepida), Poleo de Monte (Bystropogon canariensis) y Menta (Calamintha sylvatica), y junto a una antigua canalización de aprovechamiento de las aguas de los manantiales del interior del monte.
El sendero pasa junto a un antiguo canal de agua.
Luego la pista desaparece y empieza otra vez el sendero a estrecharse y con una suave subida que discurre entre grandes Acebiños (Ilex canariensis) junto al Barranco de Las Hayas, que aquí es un cauce poco profundo, y que en época de lluvias suele tener un pequeño arroyo; al lado contrario se pueden observar grandes Hongos (Ganoderma applanatum) en los troncos de los árboles, imagen curiosa porque aquí son de tamaño poco habitual debido a la alta concentración de humedad. Mas adelante podremos ver algún Viñátigo (Persea indica), los cuales crecen en las vaguadas donde hay mas humedad ya que son muy exigentes, junto a un precioso sotobosque de Helechos (Woodwardia radicans). Encontraremos fuera del sendero una tanquilla de cemento que está ligada a la canalización que nos ha acompañado hasta aquí y que tiene que ver con el aprovechamiento de agua para el abastecimiento del caserío de Arure, hoy en día canalizada con tubería.
Pista hacia la carretera TF-713 de regreso.
Luego ya nos queda llegar de nuevo al parque recreativo de Las Creces y desandar el camino por la pista hasta la carretera TF-713, punto de partida de la ruta.


© Texto y fotografías de Francisco Fariña
www.andarines.com
francisco_farina@yahoo.es


1 comentario:

perenken dijo...

Me encanta ese aspecto remoto que se vive en los bosque de La Gomera, Anaga o Madeira. La humedad y la neblina rememoran un recuerdo primitivo, que atemoriza y llena al mismo tiempo.