jueves, 19 de noviembre de 2009

CUEVA DEL YESO


CUEVA DEL YESO
Es peligroso adentrarse en estos espacios naturales sin ningún tipo de experiencia ya que en cuevas de mucha longitud y muy ramificadas es casi imposible encontrar el recorrido de regreso, debido a que no tenemos ninguna referencia orientativa. La humedad suele ser en la mayoría de los casos del 90 ó 100 %, dificultando el progreso y con ello el desgaste físico. Es conveniente ir acompañado de guias conocedores del terreno.



FICHA TÉCNICA
TÉRMINO MUNICIPAL: La Laguna
SITUACIÓN: Bajamar.
CARACTERÌSTICAS ESPECIALES: Cavidad de naturaleza volcánica que alberga formaciones de cristales de yeso en su interior.
DIFICULTAD: Alta.
PELIGROSIDAD: Alta.
DURACIÓN: Depende del número de personas que compongan el grupo.
LONGITUD APROXIMADA: Un tubo principal de unos 150 metros y un ramal de unos 60 m.
PROGRESO: Casi todo el recorrido se puede ir de pie y en pocas ocasiones inclinado. Hay alguna gatera a considerar; el final se compone de dos gateras imprácticables.
ACCESO Y REGRESO: Se accede con un rápel expuesto hacia el acantilado de unos 35 metros, que termina en un pasillo muy expuesto al acantilado y compuesto de roca volcánica muy erosionada. La salida de la cavidad es por el mismo sitio que la entrada y consta de un rápel de unos 30 metros con recepción en la playa. Hay que preveer el estado del mar y los horarios de las mareas. La salida es por la playa y hacia el Club Naútico. 
TIPO DE RUTA: Espeleología.

LOS TUBOS VOLCÁNICOS

De todos es conocido que las Islas Canarias son de origen volcánico, lo que quizá no sea tan conocido son las cuevas que se formaron mientras fluía lava del interior de los volcanes; son los tubos o cavidades volcánicas, originadas por las corrientes de magma incandescente que al solidificarse la parte exterior por el contacto con el aire, en el interior ha seguido fluyendo la lava hasta que cesa, dando lugar a las galerías que hoy en día conocemos como tubos volcánicos que a diferencia de las cuevas de origen cárstico se forman en un corto espacio de tiempo.


DESCRIPCIÓN GENERAL

La Cueva del Yeso es un tubo volcánico muy corto, de unos 150 metros de profundidad, situada en un acantilado a la orilla del mar en Bajamar. Su acceso es un poco complicado si no se conoce el lugar ya que un primer rápel de unos 35 metros nos deja en un pasillo angosto a unos 10 metros de la entrada de la cueva, para luego ir trepando con mucho cuidado hasta encontrar la boca de entrada.

Reequipando los anclajes del acceso al acantilado.
Una vez equipado el rápel se accede al pasillo bajo el acantilado.
Una vez dentro hay que estar agachado ya que la altura no supera los 1,5 metros, aunque en el recorrido interior se puede ir cómodamente de pie y en algunas ocasiones encontraremos gateras bastante holgadas que dan paso a grandes salas con espaciosas bóvedas. Al final de la cueva encontraremos bellas formaciones de cristales de yeso, estas son debidas a la solidificación de los sulfatos y la cal que componen el agua que se filtra desde la superficie y que el paso del tiempo ha ido situando en este lugar. La salida de la cueva se realiza por un rápel de unos 30 metros de altura que termina en la costa en una playa formada de grandes piedras en Punta de la Laja.
Punta de la Laja (i) y comienzo del rápel (d).
.
Entrada del tubo volcánico (i), los pasillos son anchos y altos (d).
Alguna gatera da lugar a amplias estancias.
Cristales de Yeso en las paredes de la cueva.
Entrada y salida con un rápel de 30 metros hacia la playa.
Salida por la playa de grandes rocas.


© Texto y fotografías de Francisco Fariña

No hay comentarios: