lunes, 28 de diciembre de 2009

DEGOLLADA DEL BAILADERO-CASERÍO DEL CEDRO

DEGOLLADA DEL BAILADERO-CASERÍO DEL CEDRO-
DEGOLLADA DEL BAILADERO


FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: Hermigüa (La Gomera)
COMO LLEGAR: Por la Carretera del Rejo que va al Parque Nacional de Garajonay, que une la TF-711 con la TF-713.
COMIENZO: En la degollada del Bailadero, en el acceso al Caserío de El Cedro.
FINAL: En el mismo lugar.
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: 3,5 horas.
LONGITUD: 5,5 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En el Caserío de El Cedro y en el riachuelo del Barranco de El Cedro.
LUGARES DE INTERÉS: Caserío de El Cedro; Monte de El Cedro; Ermita de Nuestra Señora de Lourdes; Riachuelo del Barranco de El Cedro.
VENTAJAS: Ruta circular, señalizada como número 8 del Parque Nacional de Garajonay y conexión con el PR-LG-3.
INCONVENIENTES: Ninguno.
TIPO DE RUTA: Senderismo.



CARTOGRAFÍA



DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Comienzo de la ruta.


Acceso a la Ruta de Los Roques
en la Degollada de los Bailaderos.
Ascendiendo en coche por la carretera del rejo, que une Hermigüa con el Parque Nacional de Garajonay, un kilómetro antes de llegar a la TF-713, en la Degollada del Bailadero, donde comienza la ruta de Los Roques, hay una pista pavimentada de piedra que accede al caserío de El Cedro. En suave descenso y muy boscoso va discurriendo dicha vía entre multitud de especies de Laurisilva como Laureles (Laurus azorica), Aceviños (Ilex canariensis), Fayas (Myrica faya), con un sotobosque característico como Helechos (Woodwardia radicans) y Pata de Gallo (Geranium reuteri).
Sendero después de la pista de piedras.
En una media hora llegaremos al comienzo de un sendero que está señalizado y nos indica la dirección correcta hacia El cedro; es un camino en fuerte descenso muy resbaladizo y rodeado de un impresionante paisaje de vegetación espesa, hasta llegar después de unos trescientos metros de recorrido a la trasera de un conjunto de casas que conforman un espacio con unas instalaciones muy bien cuidadas y que pertenecen a la Red de Aulas de la Naturaleza de Canarias; es el Aula de la Naturaleza de El Cedro, un lugar dirigido a la difusión del entorno natural, sobre todo orientado a grupos organizados como colegios y que dispone de un equipamiento de estancias para dormir, cocinas, etc.
Aula de la naturaleza (i), llegando a El Cedro (d).

El sendero sigue descendiendo entre unos Zarzales (Rubus ulmifolius) y algunos Brezos (Erica arborea), llegando a una pista cementada desde donde podremos ver ya las primeras casas del caserío de El Cedro. Pasaremos junto al acceso a un taller ambiental y luego llegaremos a un cruce de pistas con unas señalizaciones del PR-LG-3 y con la alternativa PR-LG-3.1, hacia Los Aceviños; nuestro destino es la señal indicadora de Las Mimbreras. Cerca de este cruce hay un bar-restaurante donde poder recuperar fuerzas o abastecernos de agua.
En el Caserío de El Cedro.

Saliendo de El Cedro por la trasera de las últimas casas.


Seguiremos por la pista asfaltada hasta encontrarnos con unas escaleras de piedra que se desvían hacia la izquierda y que es el acceso a un bello sendero por una de las vertientes del Barranco del Cedro; va adentrándose el camino poco a poco, no sin antes pasar por varias casas de campo aisladas entre algunos Castaños, y mas adelante entre Zarzales (Rubus ulmifolius) y grandes ejemplares de Helechos (Woodwardia radicans), hasta llegar de nuevo a unas escaleras que dan paso a las últimas casas del caserío, entre grandes Palmeras (Phoenix canariensis) y tierras de cultivo.
En el interior del Monte de El Cedro.




De repente entraremos de lleno en el Monte del cedro, uno de los espacios naturales mas bellos de todas las Islas Canarias, con un riachuelo permanente de agua que va discurriendo por el cauce del Barranco del Cedro y que se precipita, en Hermigüa, por una cascada de mas de cien metros de altura.
El sotobosque de tan inmenso bosque está tapizado por miles de Helechas (Woodwardia radicans) de gran porte, que junto a infinidad de Brezos (Erica arborea), Laureles (Laurus azorica), Fayas (Myrica faya) Aceviños (Ilex canariensis) y demás especies, dan cobijo a dos aves endémicas de la laurisilva como son la Paloma Rabiche (Columba junoniae) y la Paloma Turquesa (Columba bollii).
Arroyo de El Cedro.


Setas y líquenes escondidos entre la vegetación.

En la Ermita de Ntra. Sra. de Lourdes.

Sigue el camino en suave ascenso y siempre junto al cauce del Barranco del Cedro, por donde discurre el pequeño afluente de agua, hasta que unos veinte minutos después tendremos la primera vista de la Ermita de Nuestra Señora de Lourdes y llegar a una explanada un minuto después donde se halla dicha iglesia. Es una pequeña edificación que mandó a erigir una extranjera afincada en la isla en el año 1935 y a partir de esa fecha se empezó a hacer una romería con gran fervor popular, hasta que en el año 1984 se prohibió debido a que estaba dentro del Parque Nacional.



Dejando la Ermita de Ntra. Sra. de Lourdes.

Un poco mas arriba hay un puente de madera que salva el barranquillo y un sendero que sigue en fuerte ascenso hacia El Contadero; la dirección correcta de nuestra ruta es seguir una señal que hay frente a la Iglesia y que indica que al Aula de la Naturaleza hay unos 1,3 Km.; es un sendero muy estrecho y frondoso que asciende suavemente entre multitud de Helechas (Woodwardia radicans) y que unos novecientos metros mas adelante nos dejará en una pista pavimentada de piedra.



Cruce de pistas.

Tendremos que seguirla hasta encontrarnos con un cruce, por el cual nos desviaremos hacia la izquierda siguiendo la señalización indicadora de carretera dorsal, que según reza dicha señal es de 1,5 Km. La pista en suave ascenso, nos dejará justo en el lugar donde habíamos dejado el coche en la salida, habiendo hecho un recorrido circular corto, pero muy característico del Parque Nacional de Garajonay.

Señalización al final del recorrido.

© Texto y fotografías de Francisco Fariña
Francisco_farina@yahoo.es
www.andarines.com

No hay comentarios: