martes, 7 de abril de 2009

LOMO CUSTODIO

TORRE DEL GAITERO-
LOMO CUSTODIO-MONTAÑA DEL CUCHILLO-
TORRE DEL GAITERO



FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: Candelaria.
COMO LLEGAR: Por la carretera TF-24, dirección al Parque Nacional del Teide desde La Esperanza, aproximadamente en el kilómetro 21.
COMIENZO: Torre de El Gaitero.
FINAL : Torre de El Gaitero.
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: 1 hora.
LONGITUD: 2 km. Aproximadamente.
PROVISIÓN DE AGUA: No.

LUGARES DE INTERÉS: Torre de incendios de El Gaitero; Mirador de Lomo Custodio, vista panorámica desde el roque en Montaña del Cuchillo.
INCONVENIENTES: No es una ruta circular.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

Mapa de situaión y recorrido.


DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

En la carretera TF-24 de acceso al Parque Nacional del Teide, viniendo desde Las Lagunetas y después de pasar por el Mirador de Ortuño, parada obligada para admirar las primeras panorámicas del Parque Nacional del Teide y de la costa noroeste de la isla, en la zona conocida como El Gaitero, hay un desvío asfaltado a la izquierda que da acceso a una torre de vigilancia contra incendios, llamada Torre del Gaitero. Desde la base de la torre parte una pista forestal hacia el espacio natural que pretendemos visitar.



Comienzo de la ruta y recorrido por el cortafuegos.



El pinar que nos rodea está dentro del Parque Natural de Corona Forestal, el cual envuelve toda la isla dejando un espacio central ocupado por el Parque Nacional del Teide, declarado este año 2007 como Patrimonio de la Humanidad. Linda con el Paisaje Protegido de Las Lagunetas, haciendo todo un conjunto de masa boscosa muy importante para el desarrollo del ecosistema de la isla.
El recorrido comienza en dicha pista forestal, con un sotobosque de Codesos (Adenocarpus foliolosus), Brezos (Erica arborea) y algunos Escobones (Chamaecytisus proliferus). Es llana y bastante ancha, por lo tanto el recorrido es muy cómodo y sencillo. Mas adelante, en un estrechamiento donde los Codesos se acumulan casi tapando el camino, pueden verse unas poblaciones muy numerosas de Taginastes (Echium virescens), dando paso a un enorme espacio donde el monte se aclara repentinamente; a la izquierda y quedando a nuestras espaldas, se despliega un gran cortafuegos que nos servirá para recorrerlo un poco a la vuelta, también hay señalizado un punto geodésico.


Dique rocoso a mitad del camino.


Sendero hacia la pista de Las Lagunetas.



Siguiendo ahora en suave descenso por la pista, llegaremos a un dique basáltico en forma de monolito, en un lugar que invita a una pequeña parada para ir admirando, entre el pinar, el grandioso paisaje que nos encontraremos mas adelante del Valle de Güimar con el cono volcánico del Teide (3.718 m.) coronándolo detrás de las Montañas de Ayosa (2.083 m.) y del Risco de Ayesa (2.043 m.). A la izquierda del dique sigue la pista forestal, esta vez en una acusada pendiente, los Codesos (Adenocarpus foliolosus) son muy abundantes, así como el Amagante (Cistus symphytifolius) y el endemismo tinerfeño Rosalillo de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus). La pista sigue descendiendo hasta llegar al Mirador de Lomo Custodio, un lugar privilegiado en lo alto de la Ladera de Chafa con inmejorables vistas hacia Valle de Güimar, en la vertiente sur de la isla y de las Chapas de Araclara y Collada de la Osa, bajo nuestros pies en Igueste de Candelaria y hacia el noreste se puede ver hasta la Cordillera de Anaga. En los lugares mas estratégicos están los trozos de lo que no hace mucho tiempo fueron unas barandas de madera que servían para evitar caídas innecesarias; sólo en un rincón, hacia el noroeste y bajo un pino de retorcido tronco se conserva en buenas condiciones, incluso un pequeño banco de madera que invita a admirar el grandioso paisaje.


Sendero de bajada.

Llegando a la pista en la Montaña del Cuchillo.


De regreso por la pista y a unos 50 metros, hay un marcado sendero a la derecha que desciende zigzagueante entre Codesos (Adenocarpus foliolosus) y Corazoncillos (Lotus campylocladus) dentro de un pinar mas o menos espeso, pudiéndose ver muchos de ellos breados, es decir, cortados longitudinalmente por su tronco para extraer la savia o brea para usos domésticos; esto era una técnica que actualmente está en desuso, pero que las secuelas quedan para siempre en la madera de ellos.
Después de varias vueltas del camino, encontramos poblaciones numerosas de Magarzas (Argyranthemum foeniculaceum), Cañaheja (Ferula linkii) arbusto alto de inflorescencia amarilla muy espectacular y Bejeques (Greenovia dodentralis) que nace entre las piedras del suelo. El sendero desciende justo paralelo a un enorme dique que asciende varias decenas de metros sobre nuestras cabezas, en los riscos crecen ejemplares aislados de Bejeques de la especie Aeonium spathulatum, frecuente localmente entre 800 y 2000 metros de altitud y a los bordes del camino se desarrollan grandes ejemplares de Tagasastes (Chamaecytisus proliferus) y mas escondida la pequeña Pata de Gallo (Geranium purpureum), pequeña flor de color violeta.
Llegados a una rampa de cemento que desemboca en la pista forestal de Boca del Valle, termina el recorrido. La pista transcurre por una parte de la masa forestal dentro del Parque Natural de Corona Forestal que va desde el lugar conocido como Choza de la Loca y termina en Las Lagunetas. Frente a la rampa del final del sendero está la Montaña del Cuchillo a 1.726 metros de altitud, balcón natural desde donde se puede ver el Valle de Igueste con las Chapas de Araclara en primer término y la costa noroeste hasta el Macizo de Anaga.




Vistas panorámicas del Valle de Güimar y de la costa hasta Anaga.



Desde aquí hay muchas opciones; la nuestra es la más sencilla y consiste en desandar nuestros pasos hasta el lugar de partida, pero pueden hacerse varias combinaciones, siempre teniendo la precaución de tener un final asegurado. La primera de ellas es seguir la pista forestal hasta Las Lagunetas, lo mismo que si tomamos al contrario podemos terminar en la Choza de la Loca. Si tomásemos el sendero que desciende vertiginosamente desde la Montaña del Cuchillo, tendríamos dos opciones; una es bajar entre el pinar de las Chapas de Araclara, pasando por el Pico de la Collada de la Osa y terminando en Los Márgenes de Igueste y la otra, después de tomar la correspondiente bifurcación es, descender por el paraje de La Mesa y desde allí hasta el Barranco de Chacorche u otra opción es hacia el lado contrario, el Valle de Igonce en Araya de Candelaria; en todos estos casos anteriores hay que decir que no son rutas circulares, aunque si tomamos dirección Choza de la Loca por la pista, llegará un momento en el que encontraremos a la derecha un sendero de subida marcado por los restos de lo que fue una valla de madera que en fuerte ascenso y durante aproximadamente 1 kilómetro nos llevará a la pista forestal que parte desde la torre del Gaitero, una vez allí iremos dirección a ella y tendríamos hecho una preciosa circular.
La opción de vuelta por el mismo camino es la más fácil y de menos duración pero compensada por las perspectivas de los grandes paisajes que se abren a nuestro alrededor. Al llegar al cruce con el cortafuegos podemos caminar por él entre grandes ejemplares de Pino Canario (Pinus canariensis) y sotobosque de Codesos (Adenocarpus foliolosus) y Brezos (Erica arborea).




Pata de Gallo (Geranium reuteri) y Amapola americana (Eschscholzia californica).




© Fotografías y texto de Francisco Fariña
francisco_farina@yahoo.es
http://www.andarines.com/


1 comentario:

Jose Manuel dijo...

Buenas tardes, he visitado hoy uno de los mejores miradores naturales de Tenerife, LOMO CUSTODIO. Me gustaria desde aqui animar a quien no lo haya visto, no sabe lo que se pierde. A proposito mi agradecimiento a Francisco por su detallada descripcion que me ha permitido llegar con suma facilmente a un sitio que jamas hubiese conocido. Me queda una pregunta nada mas ¿cual es la zona aproximada donde se dan los tajinastes? Se que no es la epoca pero lo digo para proxima visita.