lunes, 15 de marzo de 2010

MIRADOR DE LA RULETA - PICO VIEJO (3135 m.)

RUTA 23
MIRADOR DE LA RULETA - PICO VIEJO (3135 m.)
(POR REGATONES NEGROS)



FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: La Orotava.
COMO LLEGAR: Por cualquiera de los accesos de entrada al Parque Nacional se llega al Parador Nacional del Teide, donde se encuentra el Mirador de la Ruleta.
COMIENZO: Mirador de la Ruleta en los Roques de García.
FINAL: Pico Viejo (3135 m.)
DIFICULTAD: Alta.
DURACIÓN: 4,5 horas, sólo la subida. El descenso se hace en unas 3 horas.
LONGITUD: 14,5 Km (i/v).
PROVISIÓN DE AGUA: No.
LUGARES DE INTERÉS: Mirador de la Ruleta; Roques de Garcia; Panorámicas constantes de Llano de Ucanca y del circo sur de Las Cañadas; Paisajes volcánicos con grandes bombas volcánicas; Cráter de Pico Viejo y vistas impresionantes del cono cimero del Teide.
VENTAJAS: Recorrido señalizado por la RUTA 3, RUTA 23 y una pequeña parte de la RUTA 9 dentro del Parque Nacional del Teide.
INCONVENIENTES: Continuo ascenso por firme muy irregular y recorrido entre la cota 2150 a la 3135 m.
TIPO DE RUTA: Travesía de alta montaña. Ascensión a un 3000.

CARTOGRAFÍA




DESCRIPCIÓN


Circo Sur de Las Cañadas del teide.

El Mirador de la Ruleta es uno de los más visitados del Parque Nacional del Teide, ya que tiene unas vistas impresionantes del Llano de Ucanca y del circo sur de Las Cañadas. En el se encuentran los Roques de García, una alineación rocosa de unos dos kilómetros de longitud formada por una serie de roques y pitones que han resistido mas a la erosión con respecto a los bordes de la caldera de Las Cañadas, y que las separan en una oriental, con mas relleno en su cuenca, y otra occidental, compuesta por el Llano de Ucanca, mas hundida respecto a la anterior.


Comienzo de la ruta en el Mirador de la Ruleta.

Roque Cinchado (c).

La RUTA 3 se inicia en el mirador y comienza llaneando junto al Roque Cinchado, una formación rocosa de curiosa forma creada naturalmente por la acción erosiva del viento; el camino está delimitado por una cadena que hace de barrera entre éste y la sucesión de roques que nos iremos encontrando a medida que vamos avanzando. La vegetación que encontramos es la característica de parque, como Retamas (Spartocytisus supranubius), Hierba Pajonera (Descurainia bourgaeana) y Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus), junto a otras menos numerosas. Pasamos ahora junto al Roque Félix Méndez, de altas y verticales paredes, también nos quedará a la vista el Roque del Burro, el recorrido discurre zigzagueante entre la pared formada por multitud de roques y un frente de lava proveniente del Teide. Un poco mas adelante encontraremos el Roque Blanco, justo al final de la cadena de Roques de García y a la derecha del camino un frente eruptivo formado por lavas cordadas y almohadilladas de color negro intenso, donde se encuentran las Cuevas de los Roques, inaccesibles por estar ocultas para el publico general.


Bifurcación con la RUTA 23.

Montaña Guajara (2715 m.) (i) queda detrás
y el Teide (3718 m.) omnipreente con su imagen.
En una gran piedra solitaria a la derecha del sendero hay una señal que nos hace girar a la derecha por la RUTA 23 que es la que realmente asciende hacia Pico Viejo, por lo tanto ignoraremos la RUTA 3 que circunda los Roques de García por el Llano de Ucanca. El camino discurre ahora sobre una gran colada compuesta de roca negra y lisa, nos tendremos que guiar por un camino minimamente marcado por piedras y algún que otro mojón, dejando detrás la fantástica imagen de los Roques Blancos y la imponente Montaña Guajara (2715 m.) a lo lejos. Las Retamas (Spartocytisus supranubius) y los Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus) pueblan el recorrido entre las rocas, al igual que algún ejemplar aislado de Margarita del Teide (Argyranthemum teneriffae).


Recorrido por lavas cordadas y almohadilladas.

Al terminar la colada de color negro empieza el camino por un firme muy irregular compuesto por grandes piedras sueltas entre Codesos de Cumbre (Adenocarpus viscosus) y Retamas (Spartocytisus supranubius), junto a una lengua de lava que termina en los Roques de García. En constante ascenso llegaremos después a un canal lávico que tendremos que cruzar, para ello subiremos por un camino muy suelto y resbaladizo hasta coronar una parte de dicho canal para luego descender hasta su interior y volver a coronar la otra pared por un sendero muy degradado e inclinado, descendiendo de nuevo hasta encontrarnos con un pequeño llano y seguir ascendiendo junto al canal que hemos cruzado y entre otro mas al sur donde se alzan infinidad de rocas de curiosas formas.


Nunca perderemos la vista del cono de Pico Viejo.

Formaciones rocosas muy curiosas (i);
Vista del cono cimero del Teide (d).
Llegaremos, siempre junto a un frente de lava, a un espacio formado por un pequeño valle donde se encuentran varias bombas volcánicas de grandes dimensiones donde encontraremos un vivac, lugar idóneo para un descanso observando el paisaje de las cumbres de las cañadas como el Risco de la Magdalena, el Sombrero de Chasna y otras cumbres colindantes.


El sendero increiblemente llanea en algunos tramos.


El camino llanea luego en un corto espacio hasta que poco a poco va ascendiendo dejando este pequeño valle detrás y convirtiéndose cada vez más en un precario ascenso por firme muy irregular hasta que accedemos a otro collado desde donde podremos apreciar ya la cercanía de nuestro destino; la vista del cono cimero del Teide es espectacular, destacando su color ocre con el negro de las coladas de los alrededores.


Circo Sur de Las Cañadas.

Bombas volcánicas.
Cruzamos a la izquierda por una colada compuesta de grandes piedras donde hay una gran bomba volcánica solitaria de grandes dimensiones, esta situada justo al final de otro frente lávico y el paso junto a ella es por un camino compuesto de grandes piedras que lo hace muy inestable. Superado éste, seguiremos el camino por un sendero marcado con piedras que zigzaguea en suave ascenso por un valle plagado de Retamas (Spartocytisus supranubius), única vegetación que crece a esta altitud. Las vistas desde aquí comprenden casi todo el perímetro del circo sur de Las Cañadas, con Montaña Guajara (2715 m.) como punto culminante; el cono del Teide sobresale sobre este magnífico valle sobre una impresionante colada de lava de color negro que contrasta perfectamente con el color ocre de unas coladas más antiguas; las laderas del Pico viejo están ya muy cerca, aunque aún a esta altitud tardaremos algún tiempo.


Panorámicas de Montaña Guajara (2715 m.).

Cono cimero del Teide (i); Últimos repechos (d).

En la bifurcación de los senderos 9 y 23.
Cuando casi llaneemos el terreno en una depresión, encontraremos la bifurcación de la RUTA 9, que asciende en fuerte pendiente desde el Mirador de Chio, en la carretera de Boca Tauce, hasta la cima del volcán. Sólo nos quedará seguir hacia la izquierda por dicho camino que bordea las laderas de Pico viejo y en unos minutos estaremos en otra bifurcación que se desvía del sendero principal hacia la derecha que en unos metros nos asomará al enorme cráter de Pico Viejo con unas vistas de dicha boca eruptiva de lo más alucinantes; a la derecha tendemos una arista que corresponde al punto culminante del cráter, a 3135 m.; la degollada en la que nos encontramos está a unos 3070 metros de altitud y la meseta que se eleva a nuestra izquierda se alza a unos 3090 m.

Impresionante vista del cráter de Pico Viejo.
El impresionante cráter de Pico Viejo tiene un perímetro de unos 800 metros y su profundidad total está en torno a los 200 metros, en un cráter secundario abierto al sur dentro de la boca principal. Las vistas desde este lugar son inmejorables, recomendando estar un buen rato para admirar el fastuoso paisaje.

De regreso por el mismo camino.


En un vivac.

Para la vuelta el camino mas lógico es el que desanda los pasos que nos han traído hasta aquí ya que es el mejor para regresar a donde tendremos el coche; hay otras opciones que se pueden realizar siempre dependiendo del tiempo con que contemos, por ejemplo siguiendo la RUTA 9 hacia el sendero de Mirador de Pico Viejo (RUTA 12) y luego descender por la RUTA 7 de Montaña Blanca; otra opción es descender en el Teleferico del Teide, aunque no muy natural, pero si viable. La última alternativa sería descender por la RUTA 9, pasando por la Narices del Teide o Montaña Chahorra hacia el Mirador de Chio, que a su vez se bifurca por la RUTA 28 hacia Boca Tauce.



© Texto y fotografías de Francisco Fariña
francisco_farina@yahoo.es
http://www.andarines.com/


No hay comentarios: