miércoles, 10 de junio de 2009

EL PINALETE-GALERÍA DE CASME

EL PINALETE-GALERÍA DE CASME




FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: Arafo
COMO LLEGAR: Desde la plaza de Arafo, subir por la calle de La Libertad, hasta enlazar con la calle Eduardo Curbelo Fariña que nos llevará hasta El Pinalete, lugar donde comienza el sendero del Monte Verde o Camino de los Romeros.
COMIENZO: El Pinalete.
FINAL: El Pinalete.
DIFICULTAD: Media.
DURACIÓN: 4,5 horas (i/v)
DISTANCIA: 10 Km. (i/v)
PROVISIÓN DE AGUA: en un canal dentro del Monte Verde y en el Tanque de Casme.
LUGARES DE INTERÉS: Travesía del Monte Verde, Montaña de Las Arenas, Pico del Valle, Castaños, Galería y Barranco de Casme.
INCONVENIENTES: Subida continuada.
TIPO DE RUTA: Senderismo.



DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

En la zona agrícola de El Pinalete desemboca el Camino de los Romeros, una de las rutas de peregrinaje de los habitantes de la parte norte de la isla que visitan a la Virgen de Candelaria. El camino comienza en fuerte ascenso por un camino zigzagueante entre zonas de cultivo de castaños y otros árboles frutales y donde puede verse restos del antiguo empedrado del camino. Poco a poco se va internando en el Monte Verde, un bosque de Pino Canario (Pinus canariensis) con sotobosque de Jaguarzos (Cistus monspeliensis) y Brezos (Erica arborea). Más adelante nos encontraremos un canal que transporta el agua de la Galería de Risco Azul, un agua muy fresca que se puede beber, donde podemos acopiarnos de ella y hacer un pequeño descanso. Sigue el sendero ascendente hasta llegar al canal de los mil, un canal en desuso que recorre parte del valle y que estaba destinado a transportar agua hacia la capital. Después de rebasar éste se torna un agradable camino en continuo ascenso que pasa junto a varios Pinos Canarios (Pinus canariensis) centenarios, lo sabremos por su gran porte y sus ramificaciones de formas muy curiosas. La superficie del camino es volcánica ya que forma parte de las lavas del Volcán de Arafo o Montaña de Las Arenas que sepultó en 1705 el Barranco de Arafo.



Travesía por el Monte Verde.



Mas adelante llegaremos a los primeros castaños y con ellos al final del Monte Verde, donde podremos descansar en un pequeño refugio de piedra. Alrededor del mismo hay un mar enorme de lava, un malpaís formado por la erupción anotada anteriormente y con unas vistas inmejorables del poderoso Pico del Valle, que es guardián permanente del Valle de Güimar. En este precioso lugar encontraremos una pista forestal que va hacia Güimar y sigue en fuerte ascenso hacia la Caldera de Pedro Gil. Nuestro recorrido se desvía de dicha pista e iremos dirección a las faldas del Pico del Valle y antes de cruzar una de las lenguas de lava mas inhóspitas de la erupción del volcán, tomaremos dirección ascendente por el borde de la misma unos 650 metros donde encontraremos una perdida senda a la izquierda que comienza en un minúsculo pinar junto a la gran mole rocosa del Pico del Valle y que sigue subiendo por un corredor de lava hasta llegar a un pequeño llano junto a la Montaña de Las Arenas donde hay un murete de piedras de lava.

El Refugio y alrededores de la Montaña de las Arenas.

De camino a la base del Pico del Valle.



Desde este agreste lugar hay unas maravillosas vistas del valle y una perspectiva diferente del Volcán de Arafo. A partir de aquí, entre Taginastes (Echium virescens), Vinagreras (Rumex lunaria), Malpicas (Carlina salicifolia), Bejeques (Aeonium arboreum) y Chagorros (Sideritis oroteneriffae) sigue el perdido sendero junto a la base del Pico del Valle y termina mas adelante en la pista forestal de la Caldera de Pedro Gil que 18 kilómetros mas adelante termina en la carretera dorsal en el Mirador de la Crucita. Seguiremos dicha pista unos 600 metros por superficie casi llana y de firme terroso donde el caminar se hace muy agradable ya que es un recorrido bajo un hermoso pinar. Llegaremos al Tanque de Casme, un depósito de agua donde se acumula el agua fresca de la Galería de Casme y donde hay una llave que dispensa dicho líquido y es apta para beber.


Subiendo por un corredor de lava junto al Pico del Valle
y cara sur de Montaña de las Arenas.


Llegando a la pista forestal de la Caldera de Pedro Gil.



A partir de aquí nos desviaremos por el cauce evidente del Barranco de Casme que asciende entre Retamas (Retama rhodorhizoides), Incienso (Artemisia thuscula) y Taginastes (Echium virescens) entre dos vertientes rocosas de poca altura. Por una especie de pista muy estropeada seguiremos por el fondo del barranco sorteando varios saltaderos de poca altura hasta llegar, 500 metros después, a la pared final de dicho cauce donde está la Galería de Casme, un hueco en el risco, rodeado de Culantrillos Negros (Asplenium onopteris) cuya entrada está resguardada por un muro hecho de piedra y desde donde sale una atarjea que lleva el agua que sale de la profundidad de dicha galería.




El cauce del Barranco de Casme con los riscos del Pico del Valle.


Por la vertiente derecha del barranco parte un deteriorado camino que pasa junto a una antigua y también estropeada casa de piedra que servía de morada a los jornaleros de la Galería y que termina en la pista forestal de la Caldera de Pedro Gil. El regreso por este perdido camino nos hace llegar a dicha pista y descendiendo por ella unos 800 metros, llegaremos al Tanque de Casme y desandando nuestros pasos recorreremos el mismo camino hasta llegar a la base del Volcán de Arafo, donde en vez de seguir por el sendero de subida que nos trajo hasta aquí, tomaremos la pista forestal que, en fuerte descenso, nos llevará al refugio de piedra saliendo del Monte Verde y una vez allí el camino de vuelta es el mismo que atraviesa dicho monte.

Boca de la Galería de Casme



De regreso con vistas al Valle de Güimar.



© Texto y fotografías de Francisco Fariña
francisco_farina@yahoo.es
http://www.andarines.com/


1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por esta caminata, la hemos disfrutado muchísimo....una nota, las bicicletas están dejando en mal estado el sendero, sobre todo el tramo final, donde se encuentran los alcornoques.