miércoles, 27 de mayo de 2009

CARA NORTE PICO DEL VALLE

RUTA NORTE DEL PICO DEL VALLE
DESDE LA CRUCITA



FICHA DE LA RUTA:
TÉRMINO MUNICIPAL: Arafo y Güimar.
COMO LLEGAR: Carretera TF-24 en el kilómetro 30, donde está la pista forestal de acceso a la Caldera de Pedro Gil.
COMIENZO: A 30 metros del Mirador de la Crucita.
FINAL : Mismo lugar.
DIFICULTAD: Media.
DURACIÓN: 5 horas (i/v).
DISTANCIA: 7,5 Km. (i/v).
PROVISIÓN DE AGUA: No.
LUGARES DE INTERÉS: Mirador de la Crucita; Montaña de la Negrita; Vistas panorámicas del Parque Nacional del Teide y del Valle de La Orotava; Vistas del Valle de Güimar.
INCONVENIENTES: No hay camino definido a partir del final de la pista forestal.
TIPO DE RUTA: Senderismo.





DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:


En el kilómetro 30 de la carretera TF-24 se encuentra el Mirador de la Crucita, balcón natural hacia la Caldera de Pedro Gil donde se alza la Montaña de Las Arenas junto al majestuoso Pico del Valle. Junto a este mirador parte una pista forestal que desciende junto al Camino de la Villa, hacia dicha caldera; en la primera curva comienza a la derecha el sendero número 17 de la red de senderos del Parque Nacional del Teide como así lo indica la señalización que hay. El recorrido comienza entre un escaso pinar y por firme volcánico perteneciente a Montaña Colorada, por un marcado sendero en suave ascenso; en unos minutos llegaremos a una degollada poblada de Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius), Alhelíes (Erysimum scoparium) y Hierba Pajonera (Descurainia bourgeauana) antes de coronar Montaña Negrita (2248 m.) desde donde hay unas panorámicas espectaculares del Teide y Valle de la Orotava. El sendero discurre por un zigzagueante recorrido que poco a poco va rodeando la Montaña de la Negrita, entre dicha vegetación, pasando por varios puntos panorámicos asomados hacia el Valle de Güimar, con el Pico del Valle en primer plano y la Caldera de Pedro Gil a sus pies y al lado contrario al Valle de la Orotava y la Montaña de la Crucita (2061 m.). Mas adelante y a los pies de la Montaña de la Negrita desciende el camino hacia una degollada entre dicha montaña y la Montaña de Igueque (2273 m.) donde una perspectiva del Teide merece una parada para regocijarnos con su majestuosa vista desde un afloramiento rocoso. Encontraremos una pista forestal que viene desde la carretera TF-24, la cual tomaremos dirección contraria a dicha carretera y seguiremos hasta su término, punto en el cual nos desviaremos a la izquierda por un perdido e inexistente camino hacia las laderas del Pico del Valle, entre multitud de Hierba Pajonera (Descurainia bourgeauana) y algún pino aislado, junto a muchas ramas secas de retamas que han sido quemadas en un incendio de hace años.




Panorámicas del Parque Nacional del Teide.



Iremos campo a través entre las retamas y procurando seguir la dirección de la cresta que se dirige directamente hacia la cumbre del Pico del Valle. A la izquierda la cabecera del Barranco de Casme se precipita hacia la Caldera de Pedro Gil donde se alza la Montaña de las Arenas, cono volcánico formado en una erupción en el año 1705. El camino sigue descendiendo por un paisaje volcánico compuesto de grandes piedras y diques formados por la propia acción volcánica. No hay camino definido ni marcado, por lo tanto es conveniente seguir algunas marcas compuestas de mojones hechos de piedras y la vista puesta en la cumbre para no perder el rumbo. Después de unos 45 minutos de recorrido descendiente llegaremos a una pequeña degollada donde crece un minúsculo pinar rodeado de Retamas (Spartocytisus supranubius) y Codesos de Cumbre (Adenocarpus viscosus), junto a Magarzas (Argyranthemum frutescens), Rosalillos (Pterocephalus lasiospermus) y Alhelíes (Erysimum scoparium); un buen lugar para un descanso antes de atacar la cumbre.



Itinerario hacia la cumbre por un vertiginoso paisaje.



Mar de nubes sobre el Valle de Güimar.

De camino a la cima y antes de comenzar el ascenso final, encontraremos un vertiginoso mirador natural hacia la Caldera de Pedro Gil formado por una gran grieta en la cresta entre un majestuoso risco que es el que forma el punto culminante a 2026 metros de altura y otra cumbre mas pequeña de 1984 metros. Por la derecha de este gran peñasco tomaremos el inexistente camino entre grandes bloques de piedras sueltas, teniendo especial cuidado en no desprenderlas en nuestro camino. Poco a poco iremos subiendo hasta llegar a la cumbre donde hay suficiente espacio en una zona eminentemente volcánica y desde donde las vistas del Valle de Güimar son indescriptibles, pudiéndose contemplar en su totalidad desde la Ladera de Güimar hasta la de Chafa, incluso mas allá de Santa Cruz de Tenerife llegando a verse el Macizo de Anaga y en el horizonte la isla de Gran Canaria; un verdadero regalo a la vista y un lugar donde cuesta mucho trabajo abandonarlo.

En la cima a 2026 m.

Montaña de la Negrita de regreso y vistas hacia la Caldera de Pedro Gil.


De regreso haciendo el mismo itinerario.

© Fotos y texto de Francisco Fariña
francisco_farina@yahoo.es
http://www.andarines.com/

1 comentario:

Moisés Santana Alvarado dijo...

Hola.

Querría hacerle una pregunta. Es posible, enlazando senderos, ¿salir de Santa Cruz y llegar al Pico Teíde?

Muchas gracias.