martes, 4 de mayo de 2010

PR-TF-35

PR-TF-35
AGUAMANSA - CASA DEL AGUA - AGUAMANSA


FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: La Orotava.
COMO LLEGAR: Desde la Autopista TF-5 se toma el cruce hacia La Orotava, una vez dentro del casco urbano se coge la carretera TF-21 de acceso al Parque Nacional del Teide, hasta el punto kilométrico 14,3 donde esta la piscifactoría de Aguamansa y el comienzo del Camino de Candelaria.
COMIENZO: En la piscifactoría de Aguamansa.
FINAL: En el mismo lugar.
DIFICULTAD: Media.
DURACIÓN: 4,30 horas.
LONGITUD: 13,8 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En el Parque Recreativo de La Caldera.
LUGARES DE INTERÉS: Vista de Los Órganos desde Aguamansa; recorrido por la laurisilva del entorno de La Caldera; Camino de los Guanches; Área de descanso de Chimoche; Cruce con el Camino de Candelaria; Panorámicas del Valle de la Orotava desde lo alto de Los Órganos; Casa del Agua.
VENTAJAS: Ruta señalizada como PR-TF-35, con conexiones con el PR-TF-35.1, PR-TF-35.2 y compartiendo paso con el GR-131 - ETAPA 3; además se cruza con el histórico Camino de Candelaria.
INCONVENIENTES: La pista forestal de Mamio hacia La Caldera es muy frecuentada por turistas y visitantes del parque recreativo.
TIPO DE RUTA: Senderismo.
CARTOGRAFÍA



DESCRIPCIÓN

En la curva donde está la piscifactoría de Aguamansa, en la carretera TF-21, comienza el Camino de Candelaria, que aún se utiliza como conexión entre los municipios del Valle de la Orotava y el Valle de Güimar, mayoritariamente para peregrinar de visita a la Virgen de Candelaria. En este lugar hay un cartel informativo de la red de senderos de esta parte de La Orotava y unas escaleras de piedra que señalan, a la izquierda el Camino de Candelaria y a la derecha el comienzo del PR-TF-35 hacia La Caldera.
Comienzo de la ruta en Aguamansa (i);
Camino de Candelaria con Los Órganos al fondo(d).
Escaleras de acceso al PR-TF-35.

Después de la escalera comienza un sendero llano y marcado entre Brezos (Erica arborea) hasta que nos encontremos una parada de guaguas junto a la carretera TF-21 y una señal de madera que nos indica el Camino de las Piedras. Seguimos dicho camino en la trasera de la parada y nos adentramos en suave ascenso entre el brezal donde el firme del camino está invadido por numerosas raíces de los arboles cercanos; zigzaguea mas tarde paralelo a la carretera entre Helechos (Pteridium aquilinum) y Amagantes (Cistus symphytifolius), pudiendo observar algunas Palomeras (Senecio cruentus) y Cerrajones (Sonchus acaulis) aislados; el sendero está perfectamente marcado y se hace muy agradable el recorrido, encontrándonos en un momento determinado la pista asfaltada que circunda el Parque Recreativo de La Caldera, la cual cruzaremos viendo un cartel de madera que indica “Camino a la Caldera”. Seguidamente el sendero aparece mas encajonado y nos encontraremos con otra senda que cruza nuestro recorrido y que pertenece a la segunda etapa del GR-131; en unos minutos subiremos unos escalones y estaremos en el aparcamiento del parque recreativo, cruzamos la vía y evitaremos ir hacia la izquierda por el GR y tomaremos de frente donde hay una valla que delimita el parque.
Sendero suficientemente marcado.
Señalización en la zona de La Caldera.

Un poco mas adelante dejaremos el camino junto a la valla y tomaremos a la derecha para conexionar con el Camino de los Guanches hacia los Llanos de Chimiche, como así lo indica una señal. El camino ahora es ancho y muy marcado, discurriendo entre Brezos (Erica arborea), Juagarzos (Cistus monspeliensis) y Amagantes (Cistus symphytifolius), ascendiendo suavemente hasta encontrarnos el paso de una tubería que lo cruza, luego el ascenso se agudiza y el firme pasa a ser rocoso y entre pinar; cruzaremos el pequeño cauce del Barranco de los Pastores, encontrándonos luego unas escaleras de piedra que dan acceso a una pista forestal, teniendo que girar bruscamente a la derecha para cruzarla y encontrarnos con otros escalones que terminan en un precioso sendero muy bien delimitado y llano que discurre paralelo a la pista forestal por la Montaña del Guanche, teniendo en los claros del bosque magníficas vistas sobre una parte del Valle de la Orotava.
Por el Camino de los Guanches.

Cruzando la pista forestal.
En un momento determinado y observando los riscos de Los Órganos enfrente, el sendero desciende bruscamente entre Codesos de Cumbre (Adenocarpus foliolosus) y Amagantes (Cistus symphytifolius) para terminar en la pista forestal en los Llanos de Chimiche, donde hay un área de descanso; la pista sigue su curso junto al Barranco de los Llanos descendiendo hasta La Caldera, pasando por la Galería de Chimoche.
Señalización en el cauce del Barranco de los Arcos.

Nuestro recorrido sigue hasta el final de la pista hacia la derecha, detrás de un gran Eucaliptus (Eucalyptus globulus) donde termina el descenso del Barranco de los Arcos y comienza una senda que se dirige hacia el Portillo del Topo por el antiguo Camino Forestal, dicha senda está tallada en las lavas petrificadas de Montaña de la Negrita y recorre llaneando un buen tramo entre pinar cruzando varias hoyas que se precipitan perpendicularmente y donde crecen entre la humedad, Cerrajones (Sonchus acaulis) y Palomeras (Senecio cruentus) haciendo un paisaje, cuanto menos, curioso.

Por el antiguo Camino Forestal.


Un buen tramo mas hacia adelante encontraremos el cruce con el Camino de Candelaria, que empezaba en nuestro punto de partida y termina en La Crucita, puede ser una alternativa de vuelta pero en este caso no será así, por lo tanto el trazado sigue su curso por el Camino Forestal entre subidas y bajadas suaves y observando diversas especies vegetales como el Chagorro (Sideritis oroteneriffae), la Batatilla (Davallia canariensis) y mas adelante, en la cabecera de varios barrancos, el Taginaste (Echium sventenii), la Cañaheja (Ferula linkii), la Morgallana (Ranunculus cortusifolius) y el Bejequillo (Aeonium spathulatum).

Camino de Candelaria llegando a La Caldera (d).

Después de un buen rato llaneando llegaremos a un tramo donde la subida se agudiza, teniendo preciosas vistas de la Corona Forestal, del Valle de la Orotava y tímidamente de la cumbre del Teide; mas adelante cruzaremos la cabecera de un gran barranco y subiendo por un tramo expuesto donde hay un cable de acero en la pared para poder sujetarse, veremos sobre nuestras cabezas el Roque Grande, un altísimo pitón rocoso que sobresale de todos los riscos cercanos; junto a la senda crece el Rosal del Guanche (Bencomia caudata), Escobones (Chamaecytisus proliferus) y Codesos (Adenocarpus foliolosus), junto a infinidad de especies vegetales que se esconden en los sitios mas umbríos como los Verodes (Aeonium canariense) y Cabezotes (Carlina xeranthemoides). Ahora el sendero asciende con fuerte desnivel y zigzaguea en largos tramos hasta alcanzar un punto culminante justo encima de Los Órganos, donde un saliente rocoso que se aparta del sendero se asoma con vistas vertiginosas hacia el Valle de la Orotava, es un hermoso lugar para un buen descanso y observar con calma el paisaje que nos rodea.


Vistas panorámicas desde lo alto de Los Órganos.


De vuelta al camino, el recorrido sigue su curso por terreno llano y entre pinar, pasaremos junto al Saltadero de los Matos, luego cruzaremos por el Lomo el Jaral donde en algunos tramos hay barandillas de madera en los pasos mas expuestos, un poco después veremos el impresionante Roque de las Escaleras para luego cruzar la cabecera del Barranco de los Madroñeros. El sendero se estrecha y pasa por varios altibajos, siempre entre Escobones (Chamaecytisus proliferus), Codesos (Adenocarpus foliolosus) y dentro de la Corona Forestal, mas adelante pasaremos por otra cabecera de un barranco que nace en los Roques Blancos, hasta que lleguemos a la altura de Roque Gordo donde hay un desvío a la izquierda; en este lugar el recorrido se cruza con el GR-131 - ETAPA 3 , que viene desde El Rosario y comparte camino con el PR-TF-35 que es el que venimos transitando.


Llegando a la pista después del Camino del Topo.

Desciende ahora vertiginosamente y en algunos tramos resbaladizo, por el Camino del Topo hasta que un rato mas tarde, ya dentro del Monte de Mamio, llegaremos a la pista que se dirige a la Caldera por medio de unas escaleras donde encontraremos una señalización que indica la dirección hacia la Casa del Agua por el PR-TF-35 y a La Caldera por el GR-131 - ETAPA 3 , compartiendo ambos el recorrido; también por aquí pasa, hacia la derecha, la alternativa PR-TF-35.1 que nos llevará durante 3,7 kilómetros hacia Pinolere. Nuestra dirección es hacia la izquierda por la ancha pista forestal, llaneando y entre un hermoso pinar que nos deja entrever el paisaje del Caserío de Aguamansa y donde podremos observar Amagantes (Cistus symphytifolius), Corazoncillos (Lotus campylocladus) y Taginastes (Echium virescens), hasta que después de unos cuatrocientos metros encontremos la Casa del agua, una edificación recién restaurada que da acceso a la alternativa PR-TF-35.2, la llamada Ruta del Agua que discurre por la antigua senda de la Casa de Torta y que pasa por varias galerías de agua.


Casa del Agua (i); señalización de GR compartida con PR (d).


Vista de Los Órganos desde la pista.

Frente a la casa hay una señalización hacia Aguamansa que se desvía de la pista y se adentra por un estrecho sendero hacia el cauce poco profundo del Barranco de la Madre; desciende primero por unos escalones y rodeando luego una piedra de gran tamaño por donde discurre una antigua canalización, para enseguida encontrarnos una construcción de cemento relacionada con el mismo canal y seguir descendiendo por una estrecha senda entre Brezos (Erica arborea) y Acebiños (Ilex canariensis). Llega un momento en que caminaremos junto a otro canal en desuso, donde hay algunos Eucaliptos (Eucalyptus globulus) y donde crecen Helechos (Pteridium aquilinum), Chagorro (Sideritis oroteneriffae), Cruzadillas (Hypericum reflexum) y multitud de Corazoncillos (Lotus campylocladus).


Bordeando el Monte de Mamio.

Va descendiendo suavemente por un sendero marcado y bordeando por la derecha el Monte de Mamio, zigzagueando entre un auténtico bosque de Helechos (Pteridium aquilinum), hasta llegar a una zona de Castañeros (Castanea sativa), donde también hace acto de presencia la pequeña Nomeolvides (Myosotis latifolia) y mas adelante, donde aparece las vallas de varias fincas colindantes, numerosas Amapolas (Papaver somniferum).


El sendero entre un bosque de helechos.


Llegaremos inmediatamente a una pista de asfalto y en el siguiente cruce tomaremos hacia la izquierda, como así lo indica una señal hacia la Casa Forestal; la vía nos lleva hacia el Barranco de las Arenas que es continuación del Barranco de los Llanos, por donde ascenderemos suavemente mediante su vertiente sur hasta que el desnivel sea más acusado y el borde exterior del camino esté protegido por una baranda de madera.


Ascendiendo por el cauce del Barranco de las Arenas.



Llegando a la carretera TF-21 (i); los Órganos desde la misma (d).

Seguidamente cruzaremos el cauce poco profundo del barranco y subiremos con una fuerte pendiente por unas escaleras que nos llevarán directamente a la carretera TF-21; por el arcén protegido por la valla de la vía caminaremos unos cincuenta metros hasta encontrar el punto de partida al comienzo de la ruta y con ello el final del PR-TF-35.


© Texto y fotografías de Francisco Fariña
francisco_farina@yahoo.es
www.andarines.com

3 comentarios:

Francisco dijo...

Un saludo !

Tomo nota de la ruta. Sólo el hecho de contemplar esa espectacular panorámica merece la pena el esfuerzo

Anónimo dijo...

Gracias por la información, detalladísima como siempre. Si bien, me han comentado que esta misma ruta se puede acortar, no sé si conoces algún itinerario de menor recorrido por este lugar que también te permite la ascensión a los óganos.

Saludos

AliahS dijo...

Un sendero precioso y perfectamente explicado en su descripción e "in situ". Pudimos descubrir ayer un precioso paraje y seguir los pasos de una pequeña parte del Tenerife blue trail. Gracias